Cómo montar un sistema de riego. Por Joanna Jo

¡Hola!

Os voy a explicar lo que aprendí sobre montaje de un sistema de riego cuando fui a hacer una visita a los huertos de la Universidad, con el fin de que todo ello no caiga en un pozo sin fondo.

-Lo primero que tenéis que saber es que en estos huertos, existe un sistema principal conectado a un bidón, mediante el cual se conecta el bidón principal con una salida para cada una de las parcelas, que a su vez está conectado a un programador principal (foto 0). Existen programadores con pilas o sin pilas, los de pilas suelen ser peores porque cuando se acaba la pila se reinicia el programa, teniendo que volver a introducir las horas de riego. Existen programadores cuya posición normal es cerrado, o abierto, dependiendo del tipo de plantas que se quiera regar. Normalmente suelen ser de posición cerrada, es decir, que solo se abren cuando los programas y su posicón normal es cerrada, de forma que cuando se acaban las pilas permanece cerrado. Pasa a la inversa con los programadores de posición abierta. También existen programadores según la fuerza del agua, es decir, que se abren cuando el agua tiene una fuerza mayor de x, que se puede conseguir abriendo un grifo o simplemente a través del juego con la gravedad (foto 1).-Hay una llave a partir de la cual se saca una tubería principal (foto 2) de mayor grosor y que constituye el eje del sistema. Normalmente se sitúa en el centro de la parcela y a cada lado y de forma más o menos simétrica se van sacando salidas para tubos más pequeños (foto 3). Esta tubería más gruesa y eje de todo suele ir enterrada bajo la tierra (foto 4). Es más grande para que el agua pueda pasar con más fuerza y llegue a todos los rincones. De cada una de las tomas secundarias (foto 5), se saca un tubo más fino (se suele combinar tubo ciego o sin agujeros con tubo con agujeros, que los hay de varios tipos). Se suele poner una válvula al principio de cada tubo para controlar el agua que sale (foto 6). Se utilizan piezas como codos, tes (T) y otras para las conexiones y un cierre o sistema de estrangulamiento de tubería (foto 7) o reutilizando piezas (foto 8), si se quiere terminar el circuito. También existe la posibilidad de crear un circuito cerrado y contínuo entre todos los bancales, en los que se abren varias tomas de la tubería principal, pero conectadas entre ellas.

Hay otros ejemplos, pero más o menos con la misma base (foto 9).
APLICADO A NUESTRO CASO
-Si queremos utilizar manguera y sistema de riego a la vez, hay que poner una doble llave (con dos salidas) desde el punto de agua, de forma que si abres una la otra se mantiene cerrada. Aunque haya sistema de riego, siempre es bueno de vez en cuando regar manualmente con una manguera o regadera para que las sales minerales del agua no se acumulen solamente en la zona de donde sale normalmente el agua del tubo.
-Las piezas son más o menos baratas, y se pueden comprar en tiendas como leroy merlín, bricodepot, etc… Además de en ferreterías y otras especializadas. El cálculo del presupuesto, tirando a la alta, es de 50 € para todo (programador, tubos, piezas, llaves, etc). Evidemente lo que más cuesta es el programador, la/s llave/s principale/s -porque no están hecho de plástico sino de material resistente-, y el tubo principal.
-Abría que ir pensando para cuando termine la cosecha de verano, cómo se quiere reogranizar los bancales, teniendo en cuenta esta simetría y la necesidad de que las zonas donde vaya el riego estén lo más cerca posible del punto de agua principal, o del depósito en alto (en el caso de utilizar la gravedad).
-Sería interesante que se montara el sistema de recogida de agua de lluvia con los canalones que tenemos y creando un depósito conectado a una manguera o directamente al riego. Lo mejor sería idearlo en septiembre, para aprovechar las lluvias del otoño.
Foto 0 Foto 2 Foto 3 Foto 4 Foto 5 Foto 6 Foto 7 Foto 8 Foto 9
Publicado en Baúl de conocimientos, Riego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *